martes, 26 de enero de 2010

Der friegende Holländer.

"El Holandés errante" de Richard Wagner.

Teatro Real de Madrid.

En primer lugar diré que del teatro en si me gustó mucho, aunque una vez dentro la sala me pareció mas pequeña que la idea que yo tenía. Me preocupaba el tema de la visibilidad, la mejor entrada a precio razonable que había podido encontrar, 2ª fila de anfiteatro extremo (3er piso), se anuncia como de "Visibilidad reducida o nula" y pagar 52 € por estar viendo a los de enfrente no me hacía demasiada gracia. Afortunadamente el teatro peca en esto de prudente y lo cierto es que con la espalda apoyada en el respaldo se ve mas del 60% del escenario y echando un poco el cuerpo hacia adelante prácticamente sólo se deja de ver una esquina. Esto de las entradas es un poco lioso porque hay mucha variedad de precios desde doscientos y pico hasta 6 EUR, en estas últimas claro no se ve absolutamente nada del escenario, excepto las pantallas que hay en los laterales del "gallinero" pero se escucha digamos que en plan concierto. En la web del teatro hay una aplicación que permite comprobar virtulamnete la visibilidad de cada una de las localidades antes de comprar y por mi experiencia la cosa resulta bastante fiable. Yo veía esto

Antes de empezar y como no habría descansos me di una vuelta por el teatro, incluyendo las "zonas nobles", está todo muy bonito y muy lujoso, hubiera hecho fotos con el móvil para poner aqui pero con la emoción me lo había dejado en el guardarropa así que no hay fotos mías pero os dejo el enlace con la Web del teatro donde podeís hacer una visita virtual.

Como digo es todo bastante lujoso, y el teatro estaba completamente lleno, lo que siempre da como más ambiente a la cosa, si teneis curiosidad de cómo va la gente vestida a estos sitios os puedo decir que en el vestíbulo principal se veía gente bastante trajeada pero también gente mas informal, en vaqueros incluso algunos en camiseta de manga corta, yo fui con un pantalón vaquero y una camisa y no me vi fuera de lugar, al parecer en los estrenos la gente suele ir mas "peripuesta" pero en las representaciones normales pues hay de todo.

Y ahora vayamos con la representación propiamente dicha. Iba yo con ciertas prevenciones sobre la puesta en escena por cosas que había leído en algunos foros y blogs; que si la puesta en escena era un poco simplona, que si era un podo de andar por casa
etc.

En primer lugar os pongo una sinopsis del argumento de la obra



Después de esta vibrante overtura comienza el primer acto. El director de escena, sitúa la acción más o menos en el presente lo cual no está en sí ni bien ni mal, salvo que se ahorra en vestuario, digo yo que unas botas de pescador y un arnorak naranja como los que llevaba el coro deben ser más baratos que andar con trajes de época. El primer acto todo el escenario se condensa como en una franja a media altura que representa la cubierta de un barco pero el efecto es como si fuera una pantalla de "Cinemascope"



Al fondo hay una proyección como del agua del mar y cuando aparece el barco del holandés se ve como pasar un enorme casco herrumbroso con unas grandes letras lo que mantiene el efecto del movimiento y acentúan el tamaño del "virtual" buque fantasma. No me pareció mal el efecto, claro que esto en realidad debe ser bastante más barato que por ejemplo hacer un decorado móvil simulando un barco. En toda esta parte sólo hay un pequeño anacronismo, y es que el texto habla vientos y de velas y los barcos modernos no dependen de unos ni otras para desplazarse a voluntad, pero no creo que sea de importancia. Aquí os pongo uno de los números mas famosos del primer acto que es cuando el timonel se queda de guardia y canta su aria añorando el viento del sur que ha de llevarle junto a su amada.



El segundo acto, que sucede al primero sin pausa alguna, no hay ninguna en toda la representación, 2:20 "del tirón", nos coloca en una supuesta fábrica de conservas con unos ventanales a través de los que se ven proyecciones de las olas del mar y el elemento central es una máquina de CocaCola que casualmente, o no, es uno de los patrocinadores del Real.






Allí según el texto están hilando, aunque ahora la acción tenga mas que ver con unas cajas de pescado que van y vienen, tampoco hay nada que chirríe excesivamente porque de lo que se trata es de un grupo de mujeres trabajando, mientras esperan que los hombre vuelvan de la mar.

El fragmento más famoso de este segundo acto es cuando Senta canta la Balada del Holandes Errante en la que se narra la historia de su maldición.



(Editado: He sutituido el video que había inicialmente, porque en youtube lo habían quitado, por esta otra versión de Jessye Norman que aunque es en concierto me parece muy buena)

En el tercer acto lo que era el interior de la fábrica se transforma en el exterior con sólo quitar una pared y mover un poco otra, ahora aparecen en el centro las grandes piedras de un rompeolas y nuevamente proyecciones de las olas del mar batiendo contra ellas. No está mal el efecto, aunque insisto en que tampoco se lo han gastado demasiado, que no digo que sea malo ahorrar, a lo mejor siguiendo en esta línea de "realidad virtual" algún día la ópera termina siendo una cosa más barata y accesible al público en general. Pero coño para un día que voy yo al Real me hubiera gustado ver más cartón piedra.

En este tercer acto están las mayores "creatividades" del señor director de escena. Algunas se pueden ver en este pequeño video que he encontrado por ahí.

Al principio sobre el fondo negro del telón que aún no se ha levantado, en el seg 25 un ciclista atraviesa el escenario, después, seg 31, lo hace un perro que ni muerde a nadie, ni ladra, ni mea al de los timbales, ni hace el animalito nada malo pero tampoco nada bueno, que ¿qué pinta ahí? !Ah¡ el "regisseur" sabrá. Luego sobre el min 1:30 pasa corriendo un tío en bolas perseguido por unas locas, y una vez subido el telón vuelve a hacerlo, min 2:05 aprox., digo yo que lo del tío este en pelotas querrá simbolizar que se prepara una fiesta de bienvenida a los marineros y andan los ánimos femeninos muy exaltados. Bueno, bien, un poco chusco pero allá va. Y por fin la última que se ve también es que el coro se marca un bailecito estilo Coyote Dax al ritmo de la canción del timonel, "Steuermann! Lass die Wacht!" en la que los marineros llaman al timonel para que se una a la fiesta. A mi esto me parece hasta gracioso.



Luego, y de esto ya no hay video, viene la ultima originalidad del artista y es que durante la fiesta los ventanales se transforman en unos escaparates estilo barrio rojo de Ámsterdam, donde unas señoritas desnudas o semidesnudas, eso desde mi localidad no se veía bien, se mueven como posesas. A mi esto último es de todas estas tonterías la que más fuera de lugar me parece porque sinceramente no sé muy bien a qué viene, no sabría que hacer el buen hombre con los ventanales y se le ocurrió esto, digo yo.

Esto es lo mismo con mejor calidad, pero en el Liceo de Barcelona donde esta producción que ahora ponen en el Real se estrenó en 2007




Esto sería por lo que respecta a la puesta en escena. Respecto a la calidad musical me faltan conocimientos técnicos para valorar adecuadamente las actuaciones de director, orquesta, coro y cantantes solistas. Pero bueno diré que la orquesta me sonó bien, dicen los entendidos que López Cobos hace un Wagner un poco plano, a mi sinceramente no me pareció mal. Si me gustó mucho el coro sobre todo el masculino, en esta ópera tienen que cantar "a grito pelao", son unos marineros a veces en medio de una tormenta y a veces de juerga, y a fé que lo hacen, a pesar de lo cual no parece que la cosa se les descontrole así que yo supongo que que eso debe ser meritorio. Respecto a los solistas me gustó por encima de los otros Elisabete Matos (Senta), creo que también está bien Engis Silins (El Holandés), aunque ayer estuve viendo una versión que me había bajado en emule con Simón Estes en Bayreuth, creo que en 1985, y hasta yo noto las diferencias.

A pesar de todas las pegas que he puesto como conclusión general he de decir que me gusto mucho, solo hay una parte al final del segundo acto que se me hizo un poco más pesada, pero en general salí muy contento. Tenía yo un poco de miedo a Wagner por aquello de el alemán nos resulta un idioma tan áspero e icomprensible, y que hay quien dice que no lo soporta, que es demasiado "pesado", pero lo cierto es que la música es magnífica, vibrante, mas que "heavy" yo diría que es intensa.

Por último pongo la ficha artística, yo asistí al segundo reparto, que al decir de muchos en los foros, hay gente que va a ver los dos, resultó mejor que el primero.



Egils Silinš, Elisabete Matos, Eric Halfvarson, Endrik Wottrich, Nadine Weissmann, Vicente Ombuena. Jesús López Cobos, Àlex Rigola.

7 comentarios:

Ramón Doval dijo...

Gracias por los detalles (te ha faltado decirnos la marca de la bici). No sé yo si me gustan las escenografías vanguardistas. Igual e incineran al holandés cuando encuentra el amor sincero y puede descansar en paz. Lo bueno es que en el teatro suena de muerte, y da igual cómo vayan vestidos, y si las semidesnudas están de buen ver, pues mucho mejor. Hay que reconocer que un Parsifal con descansos se hace interminable, pero ésta no es tan larga. Wagner es el más rockero del lugar (ya podían leerte los foreros que mencionas...).

Ramón Doval dijo...

Se me olvidaba: ya sólo ponen escenografías caras si la compañía se traslada a otros grandes teatros y se multiplican las representaciones.

Si te lo tengo que explicar... dijo...

"coño para un día que voy yo al Real me hubiera gustado ver más cartón piedra" Jejejeje... Este Phaetón.

Empiezo casi por el final. A mí me gusta el idioma alemán; nunca me sonó mal como algunos dicen. Me gusta Wagner, quizá por ese calificativo de "heavy" que le podríamos endosar, y aunque la ópera me siga pareciendo demasiado para un tipo impaciente como yo, no dudo de que un día de éstos lo voy a probar.

Me gusta mucho que nos hayas descrito tan pormenorizadamente todo el atrezzo, y creo que me habría pasado como a tí (volviendo a la frase del principio), que me hubiese gustado algo más clásico.

Pdta: Algunos vídeos no se ven. Tengo que pasarme por tu madriguera un día de éstos y saquearte la despensa del mp3.

Phaeton dijo...

Parece que efectivamente en Youtube han quitado alguno de los videos por temas de derechos de autor. Cuando tenga un rato intentaré buscar otra versión y lo sustituyo.

Por cierto que acabo de recibir la programación de "Salamanca Ciudad de Cultura" y el martes de carnaval,día 16, hacen el Holandés Errante en el CAEM, no será igual que en el Real, pero si quieres "debutar" con wagner ya sabes.

Atalanta dijo...

Entre todos los discos que tengo, uno de mis favoritos es el recopilatorio de oberturas de Wagner, música realmente hermosa. Una ópera en directo, si sabes lo que dicen, debe ser algo realmente espectacular. Yo sólo he visto "Aida" de Verdi aquí en el pueblo y me encantó.

Phaeton dijo...

Atalanta pues ahora tengo otro disco de overturas de Wagner mejor porque son de las mejores orquestas y los mejores directores, además de que hay alguna más.

Respecto a lo de entender, no hay problema, con los sobretítulos que ponen en cualquier teatro medio decente se entera uno perfectamente porque ademas al cantar suelen repetir las cosas y es fir, más que los diálogos de una película subtitulada.

Anónimo dijo...

Gracias, amigo: me han hecho un favor. Creo que me voy a dejar la "cuenta ajena", que ya está bien de soportar idiotas.
R.D.