martes, 4 de agosto de 2009

Sur les Alpes de la France IV

Por fin hoy salió el sol, y pudimos ver en todo su esplendor el espectacular paisaje alpino.



Hoy tocaba una salida no demasiado larga pero si enjundiosa, como la carretera que lleva desde La Grave hasta Lautaret es bastante agobiante por el tráfico, pues decidimos subir hasta allí en coche, en realidad es que hubieran sido 11 km más de subida y con lo previsto ya era bastante, desde allí hasta el Galibier, segunda subida en tres días, son 8 km, que mi compañero hizo también en coche. Luego un larguísimo descenso, 35 km, con el intermedio de 5 km para llegar al Telegraphe, hasta St. Michel de Maurienne, media vuelta y para arriba otra vez.



Lo de ponerse a subir 35 km, en realidad 30 por el pequeño descenso del el Telegraphe, después de haberlos bajado y haber visto como son tiene su gracia. Hasta el Telegraphe se sube bastante bien.

Lo peor es que hacía calor, y que tontamente me piqué un poco los tres últimos km con unos valencianos que luego se pararon a comer en Valloire así que llegue un poco “sofocao”



En la foto no se nota porque esta la saqué al bajar.

Y luego después de pasar Valloire, un pueblo atestado de turistas, como la Alberca pero en fino, hay primero una repechón en recta que se hace chungo y después un pequeño descanso que se agradece, a partir de ahí, por encima de los 1800 metros vuelves a entrar en un paisaje precioso a la vez que bastante desolado, aquí recupero una “habilidad” que tenía bastante olvidada, y es la de sacar fotos en marcha con el móvil.




Con paciencia y contando ya los km se llega al desvío que hay frente a la boca del túnel para hacer el último km que tiene una media por encima del 9 %.



Arriba se ve mucha gente.



Intento apretar para entrar con cierta compostura pero es como si me faltara el aire, y seguramente sea precisamente eso, estamos a 2600 metros otra vez, consigo pedalear de pié los últimos 200 metros y ya estoy arriba, tercera subida en tres días esta vez por el otro lado total desde St. Michael 2:35.


Un poco de cháchara con un malagueño al que no pude seguir pasado Valloire, que me dice que le encanta subir puertos, pero que tiene vértigo ¡Pues has elegido el peor sitio para venir! jaja, porque además aquí no gastan un Franco en quitamiedos. Me hace la foto de rigor.



Alguna foto más, suponqo que lo blanco que se vé detrás debe ser el Montblanc.



Pido agua a unos alemanes que debían medir 2 metros y que venían con furgoneta de apoyo, me pongo los manguitos y espero un rato a mi compañero pero no aparece. El día esta soleado pero a esa altitud el sol no calienta igual y debe haber unos 14 grados, así que decido bajarme como un kilómetro a la salida del túnel que hay un bar y me tomo allí algo, como no viene pues decido tirar para abajo no sin antes hacer otra paradita en Lautaret a tomarme una “biere”. Me llega un mensaje de mi compañero que ya está arriba en el coche, así que tiro para abajo, hasta el hotel. Total 100 km justos y 2900 metros de desnivel.

Luego, a la piscina, resulta cuando menos curioso tumbarse al sol junto a la piscina y en vez de los hoteles de Benidorm, ver estos otros "rascacielos".




Arde il mio cor - La Venexiana

Esto es la música que escuchaba en la piscina, como soy un pedante os lo coloco aquí.

Y se acabó el rollo, creo que me repito poque ya lo debo haber puesto en algún sitio, pero no creo que haya muchos deportes en los que el "terreno de juego" se pueda comparar mínimamente con lo que acabáis de ver.

1 comentario:

Ramón Doval dijo...

Qué maravilla escuchar ese "que felice sono" en un entorno como ese. ¿Demasiada gente?
Tienes el mismo buen gusto eligiendo puertos. ¡Vas a volver hecho un toro!